9 jul. 2009

Tour 2009 - 6ª etapa

Girona > Barcelona - 181,5 km

Las caídas han mermado las posibilidades del Euskaltel y al final de la etapa, después de todo el trabajo, se han perdido tiempos. Hay que aceptarlo, así es el ciclismo. Mañana comienza la montaña y pueden cambiar las cosas. Suerte.

Thor Hushovd (Cervelo) se ha impuesto al sprint en la sexta etapa de 181,5 kilómetros entre Girona y Barcelona con final en la montaña olímpica de Montjuic, mientras que Fabian Cancellara (Saxo Bank) ha conservado el maillot amarillo. La jornada ha estado marcada por la lluvia y las caídas que ha vuelto a penalizar al Euskaltel Euskadi. Astarloza ha sufrido un par de accidentes, el primero antes del kilómetro 40 y el segundo a 10 de meta, perdiendo 1'10'' respecto a los favoritos. Igor Antón y Koldo Fernández de Larrea también han dado con sus huesos en el suelo, en principio sin consecuencias graves. La nota positiva del día ha venido de la mano de Amets Txurruka que ha formado parte de la escapada de la jornada junto a Chavannel, Millar y Augé. Mañana comienza la montaña. Aupa Igor, aupa Euskaltel. La suerte hay que trabajarla.
Clasificaciones - Fund Euskadi

Igor desde Barcelona: Me encuentro reparando mi carrocería: alguna gasa, betadine y por último un poco de hielo..., el Tour se trata de una guerra diaria, con damnificados y bajas un día si y otro también, en esta etapa (o batalla) nos ha tocado a muchos entrar en este apartado y salir en "el parte" de guerra. La etapa comenzaba en una abarrotada Girona, donde ha sido homenajeado el mítico Bahamontes con el que he tenido la suerte de hablar sobre sel 50º aniversario de su triunfo en el Tour. Algunos hemos salido con el "cuchillo" en la boca, otros con el "fusil", y así hemos ido, a mil, desde la salida hasta el kilómetro 40 donde se han ido tres, por fin respiro. No!!, comienza a llover y se produce alguna que otra caída, no tengo las mejores sensaciones. Llegábamos al final de la jornada como "misiles" y cuando había conseguido sortear caídas y pasado lo peor... zas!, como si pisara hielo, beso el suelo junto a Bonnen, Arroyo y algunos más. He llegado con rabia porque además Astarloza también se ha caído y hemos cedido entorno al minuto. Lo importante es que estoy bien, pero estos son los días que te preguntas ¿que hago yo aquí? Sinceramente, si no fuera por el peligro que corremos en muchas ocasiones, yo estaría en el ciclismo tranquilamente hasta los 50. Sin más. Merece la pena tirar hacia delante y seguir viviendo los muchos momentos bonitos que tenemos, y sentir el Tour para lo malo y para lo bueno.
Un saludo desde el botiquín, la guerra continúa y mañana me toca salir de trincheras. BONA NIT!

No hay comentarios: