8 sept. 2009

Xorret de Catí

Dicen que el ciclismo es de valientes, de corredores que se retuercen en etapas y recorridos exigentes, donde se busca el sufrimiento, el límite, el esfuerzo a la máxima esfera; casi se llega a buscar la sangre. La etapa de ayer junto a la de Aitana reúnen todos esos ingredientes, que sólo un director de la talla de Vicente Belda puede diseñar, un director que busca el límite, el "Ciclismo de valientes".
Xorret de Catí se asemeja a un Anglirú en pequeñito, los coches de carrera se quejaban, era imposible, era una barbacoa con coches humeantes y un olor apestoso a embrague quemado. En esa tesitura me encontraba yo, tratando de esquivar a esos coches, adelantando corredores de atrás alante, poco a poco, pedalada a pedalada, hasta conseguir alcanzar a nuestro líder, al olímpico, a Samu..., todavía faltaban dos kilómetros durísimos, trato de tirar adelante, de remolcarle para que su pérdida sea mínima, este ha sido un pequeño paso atrás para él, pero será para dar dos pasos adelante otro día, porque la Vuelta no ha hecho más que empezar.
Igor desde Alacant

1 comentario:

antonfan dijo...

Animo Igor, seguro que Samuel ira a mas y rendira mas en la montaña que viene, y tu tambien, una pena la caida del otro dia, pero en el xorret se ha visto que vas cogiendo el golpe de pedal. Este año hay etapa, SEGURO