1 feb. 2010

Pretemporada en plena ebullición



-¿Samuel sigue siendo el líder de este equipo?
-Sí, claro, y además creo que este año veremos otra vez un gran Samuel. A todo el mundo le pesan los aros olímpicos, del mismo modo que pesa el maillot arco iris, pero estoy seguro de que el Samuel de esta temporada va a estar con el punto de mira más acertado.
-Acaba contrato este año.
-Miguel, desde siempre, está muy unido a Samuel, pero ahora mismo no nos preocupa su renovación.
-Más pronto que tarde tendrán que afrontarla.
-Nos gustaría en un futuro cercano poder contar con él, pero está claro que es ley del deportista que mire otras opciones y sería entendible que se fuese. La buena relación entre el equipo, Miguel, Samuel y yo mismo no va a cambiar por eso.
-¿Se imagina a Euskaltel-Euskadi sin Samuel?
-Sí, claro, Euskaltel ha estado sin Haimar, ha estado sin Mayo… y puede estar igualmente sin Samuel. Está claro que viendo lo que representa ahora mismo, perderíamos potencial, pero sobreviviríamos.
-Con Igor Antón como estandarte.
-Es indiscutible que Igor es el futuro de este equipo. Aunque también lo es que el pasado año se estancó. Con lo de la lesión le costó espabilar. Tiene que recuperar la chispa de antes y por eso vamos a volver a un calendario en el que la presión no le suponga un lastre. Igor va a volver a ser el ciclista que era.
-¿Qué le pasó?
-Lo de la cadera, principalmente, pero también fue una cuestión de mentalidad. Quiso correr de una manera que no es la suya y ha tenido que darse un par de golpes contra la pared para darse cuenta de qué era lo que estaba ocurriendo. Cuando ha ganado y ha sido ese ciclista que ha todos nos maravillaba, ha sido cuando se ha dejado guiar por el corazón. Que lo vuelva a hacer es la clave para su recuperación. Yo sólo le he pedido que vuelva a ser el que era.
-Ha revolucionado usted su calendario.
-Sí. No hará País Vasco y en primavera se centrará en hacerlo bien en Lizarra, Amorebieta, Castilla y León, Romandía, la Volta... Y la Vuelta, claro, la Vuelta.
-Para Samuel queda el Tour.
-Sí, con Armstrong, Contador, Schleck, Evans... Pero para esas alturas él ya habrá hecho mucho y la responsabilidad será de otros. De todas formas, Samuel no tiene que tener ningún miedo a nadie.
Entrevista a Igor G. de Galdeano