5 sept. 2007

Quinta etapa

De nuevo llegada en grupo
Freire ganó al sprint la quinta etapa de la Vuelta entre las localidades de Cangas de Onís y Reinosa. El ciclista cántabro pudo por fin ganar en su tierra después de imponerse a Bennati y Bettini gracias a unos prodigiosos 50 metros finales.


El pelotón transita compacto por tierras asturianas. © Unipublic

El ruso Efimkin continúa líder de la prueba con más un minuto de ventaja sobre Menchov y Sastre. Ganar la etapa no es como ganar un campeonato del mundo, pero viendo la cara de alegría de Freire se le debe parecer mucho. No todos los días se puede ganar en casa. La jornada volvió a salir rapidísima, con muchos ciclistas buscando encontrar la escapada del día. El alto de La Palombera a 20 kilómetros de meta hacía presagiar que hoy no era día para los sprinters pero se pusieron manos a la obra se subió muy rápido impidiendo cualquier protagonismo individual y la victoria de etapa se la jugó de nuevo al sprint. Lo lanzó el campeón del mundo con el ciclista santanderino algo retrasado, pero unos portentosos últimos 50 metros Freire hicieron posible el sueño de ganar en su tierra.



El Euskaltel en todo momento estuvo muy bien situado en el pelotón, atentos en todo momento a los movimientos que se producían en carrera. Las espadas siguen en alto, en posiciones y actitud que nos animan en la esperanzan.
>>> Clasificaciones

No hay comentarios: